orgasmo chica

5 claves para que una chica llegue al clímax

Vamos a comenzar este artículo con datos que nos revelen un poco cómo está el panorama para que no nos sintamos solos en esto: Únicamente en el 63% de sus encuentros sexuales (incluidos los encuentros con putas), las mujeres alcanzan el clímax, mientras que el 10% nunca ha experimentado un orgasmo en pareja ni por autoestimulación.

Después de haber establecido esta base de confianza estadística (¡un 47%! Menos mal que no estamos solos) podemos hablar sin complejos de un tema que altera a más de un hombre. Efectivamente, que la mujer tenga un orgasmo depende de muchas circunstancias, entre las que se encuentra, por supuesto, su propia mentalidad y predisposición para llegar. No hay que obsesionarse con la reciprocidad, la naturalidad a la hora de llevarlo a cabo es más que aconsejable. Las putas son buenas maestras para estos menesteres, quizás porque no te sientes tan comprometido con el resultado.

Es posible, sobre todo si sois tan susceptibles como un servidor, que se os haya pasado por la cabeza autoculparos por lo ocurrido. Quizás penséis que no practicáis bien el sexo o que no le gustáis a la mujer con la que estáis haciéndolo. Pero por encima de todo debéis saber que a ellas les molesta igual que a ti no poder llegar al clímax y que en muchos casos es causa de un bloqueo mental con el que no podéis hacer nada.

Entonces, ¿no tenemos culpa ninguna? Pues sí. Al menos sí en parte. Hay diferentes formas de hacer que la mujer llegue al orgasmo o de ayudarla a conseguirlo, lo que no solo significa un final feliz para ambos, sino la consideración como un mejor amante para las mujeres. En el caso de mantener un encuentro con una puta en Valencia, la presión es bastante menor, ya que la norma es satisfacerte, y no tanto dar satisfacción.

La respiración

Empezamos por algo fácil y que además se le suele escapar a mucha gente. Llevamos respirando desde… bueno, desde que nacemos (si no, estaríamos preocupándonos de algo mucho más grave) pero muy pocos hombres valoran la cualidad de mantener una respiración sincronizada en el sexo para aumentar la excitación en pareja.

Se trata de respirar al mismo ritmo que la chica con la que estés practicando el sexo, comenzando con una respiración lenta y sensual, hacia una más rápida y feroz conforme aumenta la excitación. Esto creará la sensación de clímax a través de los sentidos más básicos como el oído y el tacto, transmitiendo este estado de euforia entre los dos.

El gusto del mejor “catador”

Entramos en materia de cabeza para disponernos a utilizar esa herramienta que solo usábamos para terminarnos los conos de helado cuando éramos unos niños, y que luego descubrimos que más nos valía usar con habilidad: la lengua.

El sexo oral es uno de los factores más importantes para que una relación sexual sea placentera. En el caso de los hombres, muchos cometen el error de centrarse demasiado en el clítoris, ya que más vale ir a lo seguro, ¿no? Pues no. Es cierto que la zona erógena más sensitiva de la mujer se encuentra en el clítoris, pero eso no significa de debamos acampar ahí y dejar inexplorado el resto del terreno.

Las mujeres sienten placer en el clítoris aunque estemos estimulando otras zonas de su entrepierna. Hay muchas conexiones sensoriales que conectan directamente con el clítoris y causan placer a la mujer.

Como ocurre con una buena película, no se venden las entradas si no hemos generado excitación anteriormente con un buen tráiler. Lo mismo ocurre cuando practicamos sexo oral con una mujer: debemos acariciar con la lengua toda esa zona suavemente y ayudarnos, si lo vemos oportuno, con las manos. De esta manera generamos ansiedad y expectación que se acumula en el clítoris.

Una buena estrategia sería comenzar por las piernas (puedes comenzar incluso por las rodillas), llegando poco a poco a los labios superiores. A continuación podemos aplicar el típico movimiento en O alrededor del vestíbulo vaginal (despacio, no queremos parecer vibradores descontrolados…no todavía), cambiando el ritmo conforme veamos que se excita y trabajando siempre de abajo hacia arriba, para seguir después con los labios menores. Recordad que el clítoris es el punto más sensible de su cuerpo, por lo que queremos dejarlo para el final, o no.

sexo valencianas

¿El misionero? Puff… ¿otra vez?

Nada mejor que romper con la rutina para que los dos os sintáis revitalizados mientras practicáis sexo. Ella arriba, el perrito… hay varios muy conocidos entre los que escoger. Dependiendo del momento y del lugar podéis variar según os lo pida el cuerpo, sin olvidar nunca que en la variedad está el gusto. Si queréis saber más sobre este tema, hemos publicado un artículo que os puede venir bien.

El lugar y el contexto, igual de importantes

Lo principal es que los dos os sintáis cómodos. Si queréis practicar el sexo desde el principio y los dos sois conscientes de ello de antemano, lo más seguro es que tanto ella como tú lo tengáis en la cabeza mucho tiempo. Por eso, es importante crear el ambiente idóneo, en el que la sensualidad y el erotismo se respiren en la atmósfera.

No estamos diciendo eso de “compra unas velas y regálale flores”. Estamos hablando de trasmitir el estado adecuado, de acercarte a ella de varias maneras antes de “atacar”, de hacerla desear lo que no tiene aún. En muchos casos, y aunque parezca algo arriesgado, hay muchas mujeres que se sentirán excitadas con películas que muestren sexo implícito o de un corte más romántico. Dependiendo de la situación y de tus conocimientos de la otra persona deberás saber manejar estas cartas con sabiduría.

El colesterol no es lo único que te debe preocupar de la circulación sanguínea

Puede parecer absurdo para muchos de nuestros lectores, pero hay pruebas respaldadas que demuestran que un aumento de la circulación de la sangre en el cerebro de la mujer ayuda al estado de excitación, lo que consecuentemente terminará en el orgasmo. Posturas en las cuales la mujer esté un rato con la cabeza suspendida bocabajo pueden ser de lo más efectivas.

Practica con Escorts

Vale, ya tenemos la teoría, ahora toca la práctica. Eso significa que tenéis que conseguir una chica y poner a prueba todo lo que habéis leído. El problema es que cuando conocemos a una mujer y nos la llevamos a la cama, en muchos casos sufrimos de falta de seguridad y confianza, por lo que acabamos olvidando lo que hemos leído y dejándolo de lado para “ir a lo seguro” (tampoco ayuda el hecho de que la sangre no circule en nuestra cabeza en ese momento).

Por eso, contratar los servicios de una escort de HotValencia con experiencia con la que podamos habar sin preocupaciones para aprender y disfrutar del sexo más ardiente y desenfrenado es una de las mejores opciones que tenemos a la hora de disfrutar en el sexo. Y de hacer disfrutar a las mujeres en el futro, claro está.

Comenta tu experiencia con 5 claves para que una chica llegue al clímax

  • Hola, guest