Cómo conseguir que una puta se implique más

Ser un gran amante y conseguir que las mujeres se entreguen al 100% a ti en el sexo es algo que no se consigue de la noche a la mañana. Especialmente si estamos hablando de putas y escorts en Valencia, que, entre otros motivos, llevan más de un trato cerrado antes de llegar a ti. Es algo que se debe practicar y que requiere de algo más que un miembro enorme para que resulte (aunque ayuda… eso me han dicho).

Todos llevamos ese seductor innato dentro. Ese que consigue hacer que las mujeres griten de placer e invoquen el nombre de nuestro señor en repetidas ocasiones. A veces se trata de habilidades en la cama, otras de apariencia, y, en nuestro caso, también se trata de ser inteligentes con lo que decimos y hacemos antes de ponernos manos a la obra.

Todas las putas y escorts que ponen sus anuncios en una web como HotValencia intentan dar siempre el máximo, pero al igual que pasa en todos los empleos, hay días en los que ni todo el café del mundo nos hace dejar de mirar esa corbata con rabia. Sin embargo, para que esto no nos pase a nosotros hay ciertos trucos que podemos hacer, así que, como en esta web nadie lleva corbata, nos hemos dicho “pues vamos a hacer una lista”:

Los pre-preliminares

La comunicación es importante. Y tú dirás: “pues vaya conejo más cutre, eso lo he leído en más de 10 páginas que se supone enseñan a los hombres a ser mejores amantes”. Tranquilo. No estamos diciendo que trates a las putas de Valencia como si fuesen tu próxima pareja de por vida, sino que entables una conversación antes de practicar el sexo en la que puedes usar tu lengua para algo más que para estimular el botón del placer femenino.

Lo primero es siempre romper el hielo para que los dos estéis cómodos en la cita (especialmente si es la primera vez que haces uso de un servicio de acompañantes sexuales). Una vez hayáis establecido una conversación mínima (tampoco es que hayáis quedado para eso), puedes hacer que ella se sienta mejor con el trabajo que está a punto de realizar diciendo cosas como que tenías muchas ganas de conocerla, que por fin has conseguido quitarte la vergüenza de llamarla y que tienes ganas de pasarlo muy bien con ella.

Si no has elevado el tono de voz de repente por culpa de los nervios, la situación ya es lo suficientemente cómoda para que puedas comenzar a meterle en la cabeza la idea de que un polvo bien echado contigo merece mucho la pena. ¿Cómo se hace esto? Puedes empezar diciéndole que tienes amigos a los que sin duda les recomendarás que la conozcan, y que si le parece bien, puedes hacer comentarios sobre ella en algunas páginas de escorts en Valencia o foros de putas para que otros puedan seguir tu recomendación. Básicamente se trata de mostrarle que tú si estás implicado en el proceso al 100% y disimuladamente insinuarle que si te quedas muy satisfecho, ella recibirá réditos. Eso es algo que en principio debe de valorar y lo más probable es que lo notes cuando paséis a la acción. Entenderá que del resultado de tu encuentro con ella puede derivar hacia 2 cosas: que la recomiendes encarecidamente o que adviertas a otros puteros para que no vayan.

En este sentido, es importante que recordemos no vacilar. Si ella detecta que estamos intentando extorsionarla subversivamente para tener mejor sexo, lo más seguro es que consigamos el efecto contrario. No te las des de chico influyente o listillo: ser natural y humilde en estas situaciones es mucho más convincente y da mucha más credibilidad a tus palabras. Recuerda que, como en todas las interacciones que tenemos, no es solo lo que se dice, sino cómo se dice.

Quién da, recibe (y no, no estamos hablando de sexo anal)

Una de las claves para que las mujeres den el 100% en sus relaciones sexuales, es que vean por parte del hombre un interés similar de dar placer y preocuparte por sus deseos. Es aquí donde muchos clientes cometen el error de pensar que, por tratarse de un servicio de pago, ellos son los únicos que tienen que recibir placer. Esto, que es comprensible en ocasiones y no tiene nada de malo, sí que influye directamente en la pasión y énfasis que ponen las escorts en Valencia en la cama, y por consiguiente, el placer que vas a recibir.

El tú me haces yo te hago ayuda mucho. Da besos, caricias, presta algo de tiempo a los juegos pre-coitales, estimula otras zonas erógenas, baja al pilón… eso ya depende de las ganas que tengamos de juguetear, pero recuerda que la diferencia entre echar un simple polvo y tener el mejor sexo de tu vida está en un poco más de implicación.

El silencio no despierta pasiones

Un error que se comete a menudo en la cama es concentrarse demasiado en lo que se está haciendo y no atender a otras cuestiones como la comunicación. El cerebro juega un papel fundamental en la excitación femenina, y eso no lo podemos estimular con nuestras “manos mágicas”, sino que vamos a tener que recurrir a la palabra.

Las mujeres son muy diferentes unas de otras, así que no debes pensar que por el hecho de que sean prostitutas, a todas les pone lo mismo. Lo mejor en estos casos es ir tanteando el terreno para descubrir sus límites. No le llames puta o zorra de entrada, trata de ir abriendo el camino con “zorrita o putita”, sigue tanteando y ve a más si ves que ella te lo permite. Ojo, hay chicas a las que les encanta que se las trate como putas en la cama y se ponen a mil, pero las hay que no; tantea, habla y tantea un poco más: si es de las que les gusta, conocerás el verdadero sentido de lo que es una puta en la cama.

 

Fuente: HotValencia.es

Comenta tu experiencia con Cómo conseguir que una puta se implique más

  • Hola, guest