sexo mujeres

¿Cuántas veces tienes que practicar sexo?

Si le preguntas a un hombre cualquiera que veas por la calle cuál es la frecuencia adecuada con la que hay que practicar sexo, lo más seguro es que te responda algo totalmente diferente que lo que te va a responder el siguiente encuestado. Es algo que todos nos preguntamos alguna vez, y que casi siempre enmarcamos en el mayor número posible de veces. Pero sabes en realidad ¿Cuándo es demasiado? ¿Y demasiado poco? Sea cual sea la respuesta, seguro que las putas de hotvalencia te pueden ayudar a conseguir la cifra, pero antes de acudir a ellas, vamos a seguir leyendo a ver si vas a tener que sacarte un abono de temporada.

En realidad, lo que perseguimos es conocer cuál es la frecuencia normal. La que supuestamente es recomendada para todos los hombres y que deberíamos seguir como una receta médica.

Lo cierto es que se trata de una cuestión difícil de responder. Si entendemos lo de normal según los resultados estadísticos, podríamos establecer que lo “normal” es una vez a la semana, que es el resultado de los estudios sobre sexo que se han realizado recientemente en España: Según el último estudio de 2008 del Centro de Investigaciones Sociológicas, el 71,7% de los hombres y el 65,3% de las mujeres asegura mantener relaciones sexuales al menos una vez cada siete días. Por otro lado el 25% de los encuestados asegura mantener relaciones tres o cuatro días a la semana y el 3,7% presume de hacerlo a diario.

Si te estás llevando las manos a la cabeza preguntándote “¿Cuándo he dejado de estar en la media?”, no te preocupes, las mentiras en este tipo de encuestas son casi una constante en cada encuestado (sí, te estoy mirando a ti 3,7%). La verdad sobre la frecuencia es mucho menor. De todas formas, si ves que estás demasiado lejos de la media, simplemente tienes que coger el teléfono y contactar con algunas putas en Valencia, que estarán dispuestas a subirte la moral en cuestión de minutos (horas, si resultas ser un aventajado).

No hay cifra; el único que decide eres tú

Interesa el punto de vista que nos ofrece sobre el tema Robert Weiss, uno de los más reputados psicoterapeutas estadounidenses en la revista Psychology Today. Weiss afirma que la falta o el exceso de sexo solo suponen un problema en el caso de que desemboque crisis de pareja u otros problemas derivados del estrés o la ansiedad. También apunta que una de las circunstancias principales por las que la cantidad de sexo que practica una persona puede afectarle a distintos niveles, tiene que ver con su propia satisfacción personal, siendo la falta de autoestima el principal enemigo que se extrae del número de veces que una persona practica el sexo.

Para entender algo más sobre el tema, Weiss apunta que existen dos desordenes relacionados con el sexo en los que se podría enmarcar el tema que estamos tratando en este artículo: el Trastorno de excitación sexual femenino y el Trastorno masculino de deseo sexual hipoactivo.

Estos dos trastornos se pueden diagnosticar como tales siempre y cuando se cumplan los siguientes requisitos:

1. Pérdida del apetito sexual en una temporada mayor a 6 meses.

2. El desinterés sexual por parte del individuo causa en este un malestar significativo: estrés, nervios, ansiedad, depresión…

3. El desinterés en el sexo no se produce por algún factor externo, como la ingestión de sustancias perjudiciales o alguna medicina.

Estos tres puntos están adscritos a lo que se denomina el DSM-5, el manual de diagnóstico primordial en la psicología, y, como acabamos de ver, no hay ninguna aclaración que explique la frecuencia correcta con la que hay que practicar sexo. No la hay, porque como repite el propio Weiss, esta no existe. Depende del propio individuo y debe ser él quien se encargue de mantener las “dosis” que vea adecuadas según sus propias necesidades y gustos personales: “Una persona puede hacer el amor tres veces por semana y considerar que no es suficiente, y otra hacerlo de Pascuas a Ramos y pensar que ya está satisfecho”.

O sea, que desde el punto de vista médico, no hay ningún problema por no practicar el sexo todas las veces que “estima la sociedad”. Simplemente tienes que hacerlo las veces que consideres que son necesarias para sentirte satisfecho contigo mismo. Si quieres echar un polvo todas las semanas, simplemente ponte manos a la obra. Si ves que prefieres uno al mes, lo mismo. En la actualidad conseguir sexo es bastante fácil, especialmente cuando puedes contar con escorts y profesionales del sexo en Valencia que adecuan a tu propia agenda personal.

Para poneros un ejemplo de por qué no os debéis agobiar con el tema, podéis tener en cuenta las personas que pertenecen a un reducido segmento de la población que se hace denominar demisexuales o asexuales. Estas no sienten la necesidad del sexo y están totalmente a gusto y felices. Y es esto lo que se debe perseguir por encima de todo: la felicidad. Si para sentirte feliz, tienes que echar una canita al aire, no dudes que las prostitutas más profesionales y especializadas estarán a tu servicio con solo una llamada. El único que te separa de la cifra redonda, eres tú mismo.

Siempre y cuando tanto las grandes cantidades de sexo (así como la falta de este) no esté causando estrés, ansiedad, problemas de autoestima, esté dañando a alguien, cause problemas a tu relación (si estás en una), sea negativo para tu salud o tenga consecuencias negativas para tu vida, no hay ningún problema practicar todo el sexo que quieras con escorts, parejas o mujeres que encuentres en una noche de borrachera.

Como explican varios sexólogos especializados, en ocasiones la única solución a la falta de sexo es practicar más sexo y dejar de poner escusas. El individuo es complejo y sus necesidades varían de una persona a otra, por lo que si ves que tienes ese impulso imperioso que no se cumple y causa frustración, simplemente busca la puta que más te guste, elige un lugar y una hora y comienza tu camino a la felicidad. La vida ya es difícil, no hace falta complicárnosla más.

Comenta tu experiencia con ¿Cuántas veces tienes que practicar sexo?

  • Hola, guest