puta madura valenciana

El secreto sexual de las putas maduras

Uno de los condicionantes más importantes a la hora de buscar una puta que satisfaga tus deseos sexuales es encontrar el perfil de mujer que más te guste. Evidentemente, todas las escorts serán bellas y contarán con un atractivo físico envidiable, ya que forma parte inseparable de la propia tarea de acompañante sexual el hecho de resultar sexualmente atractiva para los hombres.

Pero no debemos limitarnos únicamente a esa condición a la hora de buscar una escort que se ajuste a nuestras fantasías. Muchos pensaréis, “yo lo único que necesito es una mujer preciosa con la que pasar un buen rato” algo que se puede cumplir con cualquiera de ellas, aunque es importante conocer las variantes para acertar en el modelo de mujer a la que más partido vayamos a sacar.

Uno de los perfiles más buscados en este aspecto son las escorts y putas maduras. A pesar de que son uno de las fantasías más comunes en el ámbito cotidiano, muchos no saben las causas por las que nos atraen o los motivos por los cuales las preferimos con unos cuantos años más que una jovencita, una estudiante universitaria o una chica que no supere los 28 años.

La experiencia para una gran experiencia

Las escorts maduras son de las más solicitadas no sólo por su evidente belleza, sino por cualidades que otras escorts más jóvenes no pueden cumplir, al menos no con tanta habilidad. La principal cualidad que portan estas mujeres es la experiencia. Sin duda, una de las características más importantes a la hora de rendir en la cama y de hacer disfrutar a nuestro compañero es la práctica y la seguridad en uno mismo. Las escorts maduras llevan años disfrutando del sexo como el primer día y saben sacarle partido a todos los entresijos que conlleva para hacer que el cliente se sienta en el séptimo cielo.

Saben los que les gusta a los hombres y lo explotan de tal manera que quién las prueba no tiene duda en repetir. Creednos cuando decimos que los clientes que las contratan una vez, no dudan en volver a hacerlo. Porque en la cama hay cientos de variantes que se pueden explorar y tendemos a conformarnos con las que ya conocemos por miedo a equivocarnos o por falta de iniciativa.

Eso no pasará con las putas maduras. Llevan años de experiencia en el sector y cumpliendo los deseos más escondidos de los hombres, de manera que conocen la forma más rápida y eficaz de hacernos sentir placer. Y es aquí cuando entra otro tópico que, a pesar de ser cierto a niveles muy básicos, no deja de ser mentira: “todos los hombres queremos lo mismo en la cama”.

Si bien es verdad que no somos tan complejos como quieren vender algunas producciones de Hollywood, tampoco somos tan simples como para no poder apreciar cuando una mujer demuestra que conoce a la perfección el cuerpo masculino. Y no solo el cuerpo de un hombre, sino el suyo propio.

Con los años aumenta la pasión por el sexo

Es aquí cuando llegamos a la segunda cualidad más valorada de una escort madura: las ganas de sexo. Podemos pensar que, precisamente por su edad, las escorts maduras no tengan el apetito sexual de una veinteañera, que con la edad se pierden las ganas y que las más jóvenes van a ser más agradecidas.

Nada más lejos de la realidad. Las maduras han tenido tiempo suficiente para saber disfrutar del sexo en todas sus vertientes, conocen su propio cuerpo a la perfección y saben lo que deben hacer para que no sea solo el cliente que las contrata el que sienta placer. No tienen complejos, entienden cómo deben actuar en cada momento y nos harán olvidarnos de los problemas de nuestra vida diaria a base del sexo más salvaje y pasional. Si llevan tantos años en la profesión es porque han encontrado en el sexo una actividad que les llena, que les puede aportar disfrute y en la cama estarán dispuestas a compartir esa satisfacción con los clientes.

Por otro lado, uno de los perfiles que más contratan a las maduras son los jóvenes. Esto se debe a que en muchos casos lo que necesitan es una mujer que tenga más conocimientos que ellos sobre el sexo, que les muestren las posibilidades que tiene y lo impresionante que puede llegar a ser si se conocen sus secretos. Básicamente, lo que buscan es que les enseñen.

¿Me interesa una puta madura?

Tanto las putas maduras como las jóvenes tienen características en común, pero las maduras cuentan a su favor con muchas cualidades que debemos tener en cuenta.

Por un lado, con una puta madura tendremos la experiencia y la profesionalidad asegurada al 100%. No habrán problemas de ningún tipo y sabrán cumplir con lo que les pedimos en el momento y lugar en el que se lo pidamos. Te garantiza contar con los servicios de una amante del sexo con la que saldrás satisfecho, además de cumplir una fantasía de tu juventud.

Por otro, los que las prefieren jovencitas tendrán una mujer pasional, preparada para seducirte y enseñarte lo que han aprendido, además de aprender ellas mismas. Normalmente son chicas atrevidas, espontáneas y con muchas ganas de gustar al cliente.

Otro factor que nos puede interesar en una puta madura es que además de tener experiencia en el sexo, también lo tiene en la vida. En muchos casos hemos repetido que uno de los principales atractivos de una escort es que además de ser una mujer con la que poder desahogar tu pasión, también es una compañía con la que hablar y pasar un buen rato. Las maduras te ofrecerán esa posibilidad de compartir vivencias que han disfrutado durante los años, sabrán cómo escuchar y cómo comportarse en sociedad. En definitiva, una mujer con la que puedes hablar de cualquier cosa.

Asimismo, como ya hemos dicho, las dos tienen puntos en común, como la intimidad, la profesionalidad, la privacidad y en todos los casos tendrán un cuerpo verdaderamente precioso.

Comenta tu experiencia con El secreto sexual de las putas maduras

  • Hola, guest