sexo seguro valencia

¿Los condones causan cáncer?

En muchas ocasiones hemos recibido notificaciones de clientes preocupados por esta noticia. Como suele ocurrir en determinados campos, especialmente en el sexo, la rumorología suele expandirse con bastante facilidad, lo que provoca reacciones inmediatas faltas de documentación. Para los que estén leyendo la letra pequeña del paquete de preservativos, decir que no hay por qué preocuparse: podéis seguir practicando el sexo con putas tranquilamente.

Para los que sean nuevos en esto de Internet, quizás se sorprendan al escuchar que en la web muchas de las noticias que lean serán absolutamente mentira. Hay colectivos que simplemente disfrutan haciendo sufrir a las demás. Parafraseando a un famoso personaje fílmico “hay personas que solo quieren ver el mundo arder”, lo que se aplica perfectamente a este caso.

No, los condones no causan cáncer. El rumor comenzó a extenderse rápidamente dada la naturaleza viral que de una información semejante. El problema es que llega a una gran cantidad de personas en poco tiempo, lo que provoca que muchos de ellos no contrasten la información adecuadamente y sigan con el bulo, lo que consecuentemente involucra a más gente.

Esto es algo que no es nuevo en nuestra sociedad, menos aún si tenemos en cuenta la poca vida de la red como nueva fuente de información masiva. Lo que ocurre es que estamos desprotegidos (nótese la ironía) ante cualquier mentira, ya que es esa libertad y falta de rigor periodístico que tanto nos gusta del mundo virtual, la que en ocasiones se pasa de la raya y nos impregna (ejem…) sin filtros previos.

Ya ha ocurrido en otras ocasiones, como la supuesta revelación que nos indicaba que hablar por el móvil demasiado tiempo provocaba cáncer o los famosos antivacunas, que, como se podía prever, desataron uno de los mayores récords de casos de sarampión en EEUU el año pasado.

En esta ocasión, el culpable ha sido una marca de condones denominada  Sustain, la cual aseguraba que los condones podían causar cáncer debido, según la propia marca, a unos compuestos químicos conocidos como nitrosaminas. Ocurrió el primer mes de este año, mediante un comunicado de la firma a la Administración de Alimentos y Medicamentos (FDA) para que eliminase los carcinógenos de los condones.

La estrategia de Sustain era hacerlo a través de una campaña que lanzó en las redes sociales y correo electrónico para involucrar a la mayor parte de la población posible y de esta manera hacerse viral.

Como ya hemos dicho, no existen evidencias científicas que aseguren que el uso del condón tenga ninguna consecuencia negativa para nuestra salud; mucho menos si estamos hablando de cáncer. Afirmar lo contrario sin contar con la opinión de expertos certificados fue una irresponsabilidad que daña a varios sectores de la sociedad, ya que además del miedo innecesario a varias personas (algunas putas valencianas recibieron noticias al respecto), es contraproducente para el bien social si pensamos en todos los esfuerzos que se invierten para que los jóvenes hagan uso del preservativo para evitar males indeseados o embarazos inesperados.

¿Qué son las nitrosaminas?

Básicamente son compuestos orgánicos que se originan a consecuencia de la reacción de una amina secundaria con nitritos en temperaturas moderadamente altas o en un medio muy ácido. O sea, que si ingieres un alimento quemado o fumas estás tragando nitrosaminas que no son nada convenientes para tu salud.

Hasta ahí, todo bien. Pero si prestamos atención al mundo que nos rodea, estamos costantemete envueltos en estas sustancias: están presentes en multitud de alimentos (cerveza, pescado, carne…), en el agua potable y en productos de látex como globos, chupetes, cosmética y, como señala la petición, condones.

El comunicado interpreta que estamos constantemente expuestos a estas sustancias y que por lo tanto deberíamos erradicarlas en la mayor parte de elementos de nuestra vida posible.

Sin embargo, lo que no cuenta es que la mayor parte de los fabricantes de condones se ha esforzado con el paso de los años en mantener los niveles de esta sustancia lo más bajo posible. De hecho, la mayor parte de los residuos de este compuesto se eliminan durante la fabricación. En base al estudio toxicológico más completo que hay sobre estos compuestos en condones, los preservativos deberían contener un millón de veces más de nitrosaminas de la que en realidad tienen para responsabilizar al producto de causar cáncer.

Si llevamos las cosas al extremo, podemos decir incluso que están presentes en el aire que respiramos diariamente en dosis mucho mayores (1.000 o 10.000 veces más) que las que se encuentran en un condón. Así que los motivos por los que preocuparse son tan minúsculos (la aparición de nitrosaminas en los condones es tan bajo que se miden en partes por billón), que apenas tiene sentido molestarse en reducir la cantidad de esta sustancia existente en los preservativos.

La conclusión es clara: usar condones con tu acompañante sexual no tiene ningún efecto negativo en tu salud o integridad física y es totalmente recomendable precisamente para evitar cualquier descuido que sí pueda afectar a tu vida personal de forma totalmente tajante. Dicho esto, añadir que en lo que se refiere a las escorts no tendrás ningún problema relacionado con el uso del preservativo, ya que ellas mismas se encargan de tomar las medidas necesarias para asegurar el bienestar de los clientes y de las propias prostitutas. Pero más allá de nuestras fronteras no podemos controlar nada, así que se recomienda el uso del condón con cualquier desconocida.

Campaña cuestionable: método rápido de marketing

Lo que la propia marca define como “Convertir algo bueno en algo aún mejor: extraigamos las nitrosaminas de los condones”,  se revela como algo totalmente dirigido a desmarcarse de la competencia. La pretensión es clara y no es nada nuevo para los conocedores del marketing viral.

Se trata de intentar ganarse el favor de los clientes pretendiendo la preocupación e implicación por un tema de índole social, lo que enseguida eleva a la firma por encima de los competidores como una empresa que “se preocupa”. Nada más lejos de la realidad, ya que la propia metodología seguida por el estudio realizado por Sustain está llena de elementos sospechosos, empezando porque fue financiado por Jeffrey Hollender, cofundador de Sustain.

Comenta tu experiencia con ¿Los condones causan cáncer?

  • Hola, guest