Putas a domicilio en Valencia: ventajas y desventajas

La necesidad de acudir a putas a domicilio en Valencia suele ser directamente proporcional al dinero que tienes y lo cachondo que estás. Hasta ahí cualquier cliente de este servicio puede estar de acuerdo. Sin embargo, hay otro factor que en el caso de muchos hombres suele ser decisivo: lo cómodo que está uno en su casa.

Nuestra posición natural en el sofá

Nuestra posición natural en el sofá

Evidentemente, el ir de putas no depende únicamente de este factor, sino que es el resultado de la suma de los tres (sobre todo estar cachondo), pero oye, influye; y después de una dura semana de trabajo, más. Por eso, la pregunta de si merece la pena llamar a una puta a domicilio retumba cada vez con más fuerza entre los que ojean los catálogos de putas en Valencia.

Se trata de una opción que, realmente, presenta más pros que contras, aunque también es cierto que aquí hay algunos que no nos lo podemos permitir por varios motivos (y no, no estoy hablando del dinero). Aunque siempre puedes probar eso de hacerte un trío con tu pareja. Vamos a verlo con más detenimiento a continuación:

Putas a domicilio en Valencia: ventajas

1. La sensación de estar participando en un trato mercantil es mucho más tenue. A ver, vamos a matizar. Es cierto que lo que es, es: nunca va a dejar de ser un servicio que estás pagando; pero el hecho de que estés en un ambiente cercano y que te resulta cómodo, tal y como lo harías con cualquier otra mujer, deja una mejor sensación: más cercana a una cita real y menos a un intercambio de bienes por servicios.

En este caso viene muy bien hacer la comparativa con una casa de putas, en la que el trato suele ser el siguiente: elijes una chica, entras en un cuarto, te lavas y antes de que puedas comenzar con los preámbulos, ya estáis follando. Ala, que pase el siguiente.

Dicho esto, también es importante no olvidar que se trata de un servicio de pago para 1: no perder el tiempo de la prostituta y 2: no perder el tuyo.

2. Juegas en casa. Con el público de tu lado todo es posible… Vale, a lo mejor no hay espectadores interesados en pagar la entrada, pero jugar en casa todavía ofrece unas ventajas considerables: el conocimiento de todo lo que te rodea. Te la puedes follar en el sofá, en la cama, en la mesa de la cocina o en la cama, con toda la tranquilidad que da estar en tu propia casa y que si una pierna suelta rompe una lámpara, da igual. Además, puedes recrear tus escenas fílmicas preferidas y hacer eso de tirar al suelo todo lo que esté en la mesa de un golpe y tumbarla encima.

Se ha demostrado que en el sofá se pueden hacer todas las actividades existentes

3. Elijes el entrante. Como ya hemos mencionado, el trato que puedes recibir en una casa de citas es muy directo, algo que está bien para ciertas ocasiones, pero que no siempre resulta todo lo amigable que uno pueda desear. En tu casa, con la escort en cuestión, puedes tirarte todo el tiempo que quieras con los preámbulos: cena, vino, champagne, unas copas… Exactamente lo que quieras; siempre y cuando tengas el dinero para hacerlo, claro está (que un buen vino está caro).

4. No te expones públicamente. A no ser que tengas tanta fama que los paparazzi hayan acampado en tu puerta, no se te verá en la calle acompañado de una prostituta o entrando a algún prostíbulo. Esto es ideal para los hombres que no quieran que hayan por ahí fotos circulando de ellos acompañados por una trabajadora sexual.

5. No te tienes que mover de tu casa. Poco hay que añadir en este punto salvo: imagínate estar en tu casa, terminar de comer, ponerte una peli que te guste y cuando termine, que un pivón con un cuerpazo llame a la puerta con deseos de tener sexo contigo. A no ser que seas una persona con mucha (mucha) suerte, no creo que te pase sin la ayuda de las putas en Valencia.

6. La puta se puede sentir más estimulada sexualmente al hacerlo en un entorno nuevo y desconocido. Esto es algo que nos ocurre a todos y que a las trabajadoras sexuales también les pasa. Lo nuevo, excita. Y si en tu casa hay un columpio sexual, lo mismo le excita más (quién sabe). Aunque es opcional.

A fuego lento

7. La capacidad de negociar el precio. Aunque a priori vas a pagar más caro el servicio debido al desplazamiento de la puta a tu domicilio, su predisposición a negociar es mucho más alta que en otros casos. Algunas putas de Valencia ofrecen una muy buena comunicación con el cliente a la hora de negociar y bajar el precio, especialmente si la vas a requerir por varias horas.

Ya que estamos, es importante recordar a nuestros lectores que eso de negociar el precio es algo que se puede hacer en muchos contextos. Incluso en una casa de putas, donde en principio no hay mucho margen de maniobra, se puede hablar de la posibilidad de un descuento. Si la casa no te lo ofrece, como último recurso puedes negociar que no se te cobre por el transporte, alegando que hay otras casas donde te lo han ofrecido.

Putas a domicilio en Valencia: desventajas

1. Pagas un precio considerablemente más caro. Lo más barato es acudir a una casa de citas, aunque las putas independientes suelen negociar sus precios. Si te mueves con habilidad podrás rebajar el precio, pero siempre será más caro. Ya sabes: lo bueno, se paga.

Desnuda y con champán… si esto no vale lo que cuesta, nada lo vale

2. Tener que ir en busca de huellas. Como si de unos policías en la serie CSI nos tratásemos, lo normal es que si tenemos familia o vivimos con alguien que queremos dejar desinformado de nuestra visita con final feliz, busquemos todas las posibles pistas y detalles que haya dejado la puta valenciana en su paso: pelos, ropa, joyas, maquillaje, fluidos, etc.

3. Los malditos vecinos cotillas. De la misma manera que para algunos resulta de lo más conveniente nos ser visto en público con una acompañante sexual, para otros puede que lo que menos les interese es que le vean las personas que viven cerca, ya sea porque se lo pueden decir a sus familiares o porque simplemente luego van a tener que darles explicaciones. Dependiendo de cada caso, convendrá hacer una cosa u otra.

Ahora que ya sabes cuales son las ventajas y desventajas de las putas a domicilio, podrás decidirte a usar, o no, los servicios de una puta a domicilio en Valencia.

Fuente: HotValencia.es

Comenta tu experiencia con Putas a domicilio en Valencia: ventajas y desventajas

  • Hola, guest