¡Que no te timen las putas en Valencia! Los trucos más habituales

El mundo de la prostitución es uno de los más activos y más prolíficos en el mundo moderno. Sin embargo, a pesar de la gran cantidad de personas que consigue movilizar cada año, es difícil conseguir información fiable y contrastada al respecto, entre otras cosas, porque supone un tabú social enorme (aunque, afortunadamente, cada vez menos). Si un cliente en busca de contactos con putas busca en la red, estará a la merced de cientos de engaños y estafas que pueden ser muy perjudiciales tanto para el cliente como para el propio mundo de la prostitución.

Lo cierto es que, independientemente de los gustos de cada uno (es normal que un hombre, por cualquier motivo, no se sienta a gusto con una puta), todos nos podemos poner de acuerdo en que es algo lógico que existan las putas en Valencia y que debemos respetar lo que intentan hacer. Sin embargo, hay muchas putas y escorts que intentarán timar al cliente de manera que o bien estos no reciban un servicio al completo, o bien ellas trabajen menos.

No podemos apuntar a ningún sector en concreto cuando hablamos de estos temas, sobre todo porque esto depende más de la puta en cuestión que otra cosa, pero sí que hay ciertos sectores evitables por parte del cliente donde estas prácticas son más frecuentes. Para más información al respecto, este artículo apunta algunas: ¿Por qué tienen tan mala fama las putas rumanas en Valencia?

Por nuestra parte, no podemos asegurar a los clientes que el trato con las putas de Valencia a las que llamen vaya a ser siempre el mejor, pero sí que podemos dar algunos de los métodos más populares usados por las putas y escorts en todo el mundo para engañar o timar de alguna manera a los clientes:

Ojo con los clubes

Como todo. Hay clubes y clubes. En este caso se recomienda a los clientes que se fijen bien cómo son las putas y si el ambiente parece sano para que el polvo se haga en las mejores condiciones. En este caso “sano” no quiere decir que las mantas estén limpias y que no haya rastros de semen por los suelos (si ves algo de esto, es mejor para tu cuerpo saltar por la ventana que tirarte a la puta), sino que nos referimos al ambiente de trabajo.

En los malos clubes de putas, las mujeres suelen ser bastante rudas, parecer cabreadas y ser algo brutas. Suele ocurrir que al ver tantos peces en el río, estas quieran terminar lo antes posible con el cliente para pescar otro. El resultado es follar de manera acelerada y sin demasiada atención a las preferencias, gustos o exigencias del putero. En los pisos normalmente hay una madame que mira por ellas, mientras que en los clubes están solas y sin que nadie de la cara por ellas. Esto las coloca en una posición muy recelosa y desconfiada, lo cual, al final, lo acaban pagando los clientes.

Al menor indicio de proxenetismo, corta el trato

No hace falta ahondar demasiado en esta cuestión, ya que, como todos sabemos, el proxenetismo y las mafias son el motivo número uno de que la prostitución esté tan mal vista socialmente. Y con razón. Las mujeres sufren, los clientes sufren y las mafias se enriquecen a costa del descuido de algún cliente que se deje engañar. Para más información al respecto, puedes mirar el siguiente texto: Cuestión de querer; la prostitución vista desde una charla de bar.

Cuidado con las mentiras

Cuando hablamos de timos de putas y escorts, las mentiras son el truco número 1 en la falda de estas mujeres. Prestan el servicio, sí, pero acuden a las mentiras para que se haga de manera rápida y acelerada o para que ellas tengan que trabajar menos. Vamos a ver algunas de las más habituales:

Mentiras compulsivas: Normalmente las putas que están desesperadas buscando trabajo o las que quieren dinero rápido, suelen recurrir a los ancestrales trucos de venta que ya se hacían en los bazares de Grecia: decir sí a todo. Aunque luego el producto no vaya a cumplir con las exigencias. Las putas

Te dirán que se tragan el semen, que te dejarán darles por detrás, que cumplirán con tus fetiches, que tendrás que pagar menos si el servicio se hace de x manera, que hará nosequé postura con nombre de insecto del pleistoceno que te dejará viendo las estrellas, etc. Pero luego, en el momento de la verdad, no hacen nada de nada de lo que han prometido, y el cliente, normalmente por vergüenza o porque quejarse a la madame o al club lleva mucho trabajo, no dice nada.

¿Dos por uno?: En España, las buenas putas, es decir, las que cumplen con lo que dicen y las que tienen unos estándares mínimos de calidad, suelen cumplir con un mínimo de dos polvos por hora. Es decir, dos eyaculaciones. Si el cliente se corre en los primeros 15 minutos, siempre podrá recuperar energías para un segundo casquete en la hora contratada y pagada.

Sin embargo, hay muchas putas en Valencia que te dirán que no hay tiempo para un segundo, que están agotadas o que antes prefieren hablar contigo de cualquier tontería. Intentarán perder tiempo para que no tengan que trabajar el doble.

A contrarreloj: Muchas putas intentarán rascarle al reloj todos los minutos que puedan. El truco más habitual en estas circunstancias es ausentarse por un momento con cualquier excusa y tardar más tiempo del que deberían a propósito. Cuando vuelven a la habitación contigo, el tiempo que han pasado paseándose por ahí lo contabilizan igualmente.

La frase de oro: “Te la chupo sin condón” Esta socorrida frase la usan muy a menudo las putas de los clubes en toda España para seducir a los clientes. Cuando subes con ellas, adivina qué: te ponen la gomita. Y como siempre, por no montar un pollo innecesario, los clientes cierran el pico.

El truco de apretar el coño: Este es muy viejo y los clientes, aunque lo saben, no dicen nada porque en realidad no es una estafa ni una mentira, sino un truco para que los tíos nos corramos antes y con más fuerza, con lo que se evita follar con ellos dos veces. Este es el peligro de las putas más experimentadas. A veces merece la pena, otras no. Eso depende del cliente.

La postura del perrito es la preferida del mundo entero: Muchas putas te dirán antes de follar que la postura que más les gusta es la del perrito. ¿Por qué? Porque es la que consigue más frotación con el pene del hombre, con lo que consiguen que se corra entes. De nuevo, un truco de pícara que no es una estafa directamente y que a muchos clientes les pueda gustar. Pero que a otros no. Estad atentos a estas confesiones sexuales.

Fingir lesiones y dolores: Esta mentira es la más frecuente. Te dirán que les duele algo, que se han lesionado ahora mismo y que no pueden seguir o que les “duele el coño” porque se ha rasgado, etc. En la mayoría de las ocasiones es mentira, una treta para que los clientes sientan pena y las dejen ir sin darles más trabajo. Existe un viejo truco aún hoy en día vigente con el francés natural, el de “acabo de ir al dentista y no puedo chupártela sin el preservativo”.

Cuidado con las fotos y las web-cam: no son lo que parecen

El truco más viejo del negocio: vender lo que no es. Muchas veces las fotos estarán tomadas desde una postura favorecedora, normalmente en contrapicado o solo de las partes del cuerpo que favorecen. Concierta una cita con ella antes de cerrar cualquier trato.

 

Fuente: HotValencia.es

Comenta tu experiencia con ¡Que no te timen las putas en Valencia! Los trucos más habituales

  • Hola, guest