prostitutas juez

Un juez reconoce la prostitución como un empleo formalizado

Desde que comenzamos a escribir en este blog de sexo en hotvalencia hemos dado a conocer varios datos relacionados con la actividad de la prostitución que sirven a nuestros lectores para hacerse una idea de cómo es en realidad esta profesión, los límites que no se deben cruzar para realizarla de forma segura (tanto burocráticamente como para la integridad de las mujeres) y las ventajas de reconocer a las putas valencianas como empleadas normalizadas en la sociedad.

Al parecer hemos aportado un pequeño granito de arena (seguramente no de forma directa) al respecto, ya que en Barcelona, el Juzgado Social número 10 ha abierto la puerta a permitir que las prostitutas obtengan los derechos laborales que tanto tiempo llevan esperando.

Todo ocurrió el pasado mes de febrero, en el que  el magistrado Joan Agustí Maragall estima una petición de la Tesorería General de la Seguridad Social contra la propietaria de un centro de masajes eróticos de Barcelona y tres empleadas de este local. La conclusión a la que llegó el juez fue que tenían una relación de carácter laboral y, por lo tanto, estas mujeres tendrían jurisprudencia para reclamar por la vía judicial que les equiparen con cualquier otro trabajador.

Sin duda es una buena noticia para cualquier acompañante sexual y los que sabemos que su único deseo es desempeñar un papel laboral y activo en la sociedad. Nos alejamos del proxenetismo más toxico y anticuado para entrar en un nuevo estado de seguridad y respeto.

Si bien es cierto que es una sentencia que aún se puede recurrir ante el Tribunal Superior de Justicia de Catalunya (TSJC), da un paso adelante hacia los derechos fundamentales de las mujeres, especialmente de las putas, escorts y trabajadoras sexuales del mundo.

Desde HotValencia siempre hemos reclamado que a las mujeres se las trate con el rigor y profesionalidad que se merecen, y no solo ellas, sino cualquier otra trabajadora en el ámbito. Las consecuencias más negativas en este contexto siempre surgen a raíz de la discriminación por parte del estado a reconocer este trabajo como un empleo formalizado, lo que termina afectando negativamente la imagen de las putas y su forma de moverse por la sociedad.

Las primeras ventajas más evidentes de esta sentencia son la posibilidad de firmar un contrato de empleo con el empresario en cuestión, dándose de alta en la Seguridad Social y el cobro de la prestación de desempleo. Fundamentalmente estamos hablando de proteger a personas, de normalizar una situación que nos acompaña desde los comienzos de nuestra civilización y que con el tiempo acabará tratándose como se merece.

Los tabús a la hora de practicar el sexo con escorts de Valencia y la mirada despreciativa a las propias acompañantes son cada vez menos frecuentes y más marginales. En pleno siglo XXI, donde hemos aprendido a valorar tantas otras cuestiones de nuestra anatomía y desmitificar orígenes mágicos que condicionan nuestro ser, el sexo no es más que una consecuencia inevitable (y placentera) de nuestra naturaleza. Trabajar para satisfacer una necesidad tan humana es solo una parte más del engranaje social. Una forma de que las mujeres bellas y con ganas de sexo puedan ganarse la vida con ello sin tener que recurrir a oscuros rincones de calles escondidas y peligrosas mafias. Cumpliendo, como cualquier otro ciudadano, con los derechos y deberes que implica formar parte de la cultura occidental.

Como afirma el magistrado en su sentencia: “Las trabajadoras codemandadas ejercían libremente, sin coacción y de manera no forzada, la prestación de servicios de prostitución por cuenta de la empresaria demandada, bajo su dirección y dependencia”. También ahonda en el hecho de que no se han encontrado “motivos de ilicitud penal ni de lesión de derechos fundamentales”.

No estamos diciendo que todos los ciudadanos de Valencia deban estar de acuerdo con la prostitución o tengan que probarla. Cada uno que haga lo que le salga, como dijo una vez un famoso personaje televisivo. Lo que estamos reivindicando es el libre derecho de todas las escorts, putas y acompañantes sexuales valencianas de vivir una vida saludable y normal, lejos de las peligrosas prácticas ilegales derivadas del proxenetismo y la marginación. Al fin y al cabo, quién quiera practicar sexo de calidad con una puta en Valencia o quien requiera de la compañía y el diálogo de una escort, lo hacen porque quieren, ¿no deberían ellas tener la misma opción de voluntariedad?

Este caso no es nuevo en Barcelona, ya que en 2012, este mismo establecimiento fue visitado por la Inspección de Trabajo y miembros del Cuerpo Nacional de Policía. En ese momento el caso fue archivado unas semanas después al conocerse las declaraciones de las empleadas, que afirmaron trabajar “a comisión de cada uno de los servicios que realizan, que los clientes los proporciona la empresa a través de publicidad y de su página web, así como los diferentes materiales de trabajo: aceites, camillas y demás instalaciones”.

La sentencia es pionera, ya que carga contra el Estado por ofrecer “cobertura legal al proxenetismo, vía reglamentación administrativa y despenalización aplicativa, sin ofrecer cobertura jurídica específica al ejercicio de la prostitución”, siendo esto para el propio juez un “atentado a la dignidad, a la libertad y a la discriminación por razón de sexo”.

Asimismo propone al Estado adoptar el llamado “estilo Nórdico”, en el que se considera que “la actual situación de alegalidad y el no reconocimiento del carácter laboral de la relación no hace más que agravar enormemente la incuestionable lesión de la dignidad, la libertad y la igualdad que comporta toda relación de prostitución por cuenta ajena para la inmensa mayoría de las mujeres que la ejercen”.

Hasta este momento la jurisdicción social solo contemplaba situaciones en las que las chicas de alterne cobraran comisión por la estimulación a los clientes para consumir bebidas alcohólicas, mientras rechazaba la posibilidad de que exista un contrato de trabajo que dé cobertura a las situaciones de explotación lucrativa de la prostitución.

Sea como sea, en Hotvalencia sabemos que solo queda esperar hasta que la sociedad avance un poco más.

Comenta tu experiencia con Un juez reconoce la prostitución como un empleo formalizado

  • Hola, guest