escort para mujeres

Leonardo Lucatto es el escort más reputado de toda Europa, y es que ha tenido como clientes futbolistas de nivel champions, entre muchos otros. Ahora se ha retirado del mundo del sexo, se ha casado y ha publicado una novela autobiográfica.

Este brasileño de 35 años ha sido uno de los escoras de lujo más demandados en todo el continente europeo. Sus tarifas eran de 150 euros la hora, que podían llegar a los 500 con algunos servicios extra, y clientes no le faltaban, algunos de ellos reconocidos futbolistas y políticos, e incluso sacerdotes.

En su novela, que está despertando mucho interés, narra su vida de “puto” experto en sadomasoquismo y bondage. Habla de los temas más escabrosos del sexo y de su profesión, pero en ningún momento nombra a ninguno de sus clientes, pese a dejar ver que son muy importantes. La discreción es básica para él aún después de retirado.

Su vida era muy estresante, ya que tenía que trabajar mucho, tener varios teléfonos y viajar por todo el mundo. A sus 35 años considera que es el mejor momento de vivir la vida, formarse, disfrutar de su familia y mucho más.

Entre las cosas que dice, una de las más curiosas es que fue su abuela quien le llevó a tan curiosa profesión, ya que ella tenía casas de alterne y se había dedicado a ello. Empezó en la prostitución por decisión propia, no por una necesidad que no tenía, aunque otros sólo lo hacen por ello. Durante 4 años empezó poco a poco, pero después decidió dedicarse plenamente a ello y especializarse en el sadomasoquismo. Se diferenciaba de los demás no por su cuerpo, sino por su cultura, clase y conocimientos. Afirma que, como cualquier escort, él sólo decía lo que los clientes querían escuchar, ya que le pagaban por eso. Y buscaba la mejor forma de hacerlos disfrutar a todos al máximo, de aprovechar cada momento.

Trataba a todos por igual y ejercía su papel, era todo un profesional, sin distinguir a sus clientes ni por su simpatía ni belleza. Simplemente trabajaba, sin más. Una cosa muy interesante que dijo es que los famosos, pese a tener mucha gente con la que acostarse, buscan a profesionales porque les tratan como personas normales, y no como ídolos.

Otra curiosidad de su profesión fue el cliente que le pidió acabar con su vida después de tener relaciones sexuales sadomasoquistas, aunque lo rechazó. Otro sí lo aceptó.

Su libro se llama El Guardián del Diario Secreto, y allí cuenta todo esto y mucho más sobre una profesión que le ha dado mucho trabajo, dinero y también algún que otro agobio.

1 Comentario

  1. Si los futbolistas gays salieran del armario, se nos acababan los tios. Entre futbolistas y toreros maricas me voy a tener que cambiar de bando.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here