posturas sexo

El misionero. ¿Qué vamos a decir de esta postura sexual que no sepas ya? Es la más recurrida e “intuitiva” a la hora de practicar sexo con tu pareja, con un ligue o con profesionales del sexo en Valencia. Normalmente es la primera que realizas antes de comenzar el circuito de posturas que tenemos en nuestra cabeza y que pones en práctica religiosamente cuando tienes oportunidad.

Tranquilo, sabemos que ya tienes dominada la postura y que sabes bien cómo realizarla. De esto no va el artículo. En este caso vamos a ayudarte a mejorar tus condiciones físicas para que puedas hacer el misionero de forma satisfactoria.

Según Cathy Brown, preparadora física que ha diseñado una serie de ejercicios cuyo propósito es mejorar nuestro estado para hacer el misionero, se requieren “unos brazos y un core fuertes para ejecutarla a la perfección”. Estos ejercicios no solo están pensados para que domines el misionero, sino también para que mejores la forma física y no desfallezcas en medio del proceso. Esta es una de las cuestiones que más preocupan a los hombres que no cuidan tanto su cuerpo y se ven obligados a hacer descansos continuos. Ahora, si no puedes ir al gimnasio, ya no tienes excusa para no mejorar tus movimientos. Otro de los puntos fundamentales, insiste Brown, es la explosividad a la hora de practicar el sexo. Es la que normalmente conduce al clímax y la que conviene mejorar si queremos parecer enérgicos y potentes en la cama.

Para que la serie funcione se debe repetir cuatro veces el circuito, parando un minuto entre cada ejercicio.

Para mejorar la potencia

Si tu entrenador te pregunta qué pretendes conseguir con esta postura, no hace falta que entres en detalles (o puedes decirle abiertamente que lo necesitas para tener mejor sexo con una profesional; seguro que la anécdota no te la quita nadie). Ya sea en el gimnasio o en tu casa, esta postura se hace mejor con la ayuda de una pelota suiza (no son demasiado caras, así que puedes realizarla en la comodidad de tu hogar sin problemas).

Lo primero que debes hacer es ponerte en la posición propia para hacer flexiones, solo que esta vez apoyarás las piernas, totalmente estiradas,  en la pelota suiza. El ejercicio consiste en contraer los abdominales acercando las rodillas al pecho, para después volverlas a estirar despacio a la postura inicial. El movimiento de contracción debe dejar la punta de los pies en el límite de la pelota, de otra manera se consigue demasiado apoyo de la misma. Realiza este movimiento las veces que consideres necesario para trabajar tus músculos.

Para mejorar la estabilidad

Para este ejercicio necesitarás una toalla y una barra lastrada. Agarra con fuerza la barra con las palmas de las manos hacia abajo mientras estás arrodillado en la toalla. Es importante recordar que la separación de las manos debe ser igual a la anchura de los hombros y que la única superficie de contacto con el suelo deben ser las rodillas, lo que significa que los tobillos y los pies deberán situarse en un ángulo de unos 25-35 grados aproximadamente.

Una vez has adoptado esta postura, contrae los músculos del core y rueda la barra hacia delante lentamente. No se trata de dejarte llevar por la misma, sino de controlar el movimiento deslizante para trabajar los músculos del torso. Cuando el cuerpo se encuentre formando una línea recta, solo quedará invertir el movimiento bajo los mismos principios.

Para mejorar la resistencia

¡Ánimo! Ya llevas la mitad de los ejercicios. Ahora toca uno de los aspectos más fundamentales según tanto los hombres como las mujeres (incluidas las putas de lujo de HotValencia): la resistencia. Saber manejar los tiempos es fundamental para que el sexo sea satisfactorio, pero cuanto más dures y más energía tengas en cada movimiento, mejor.

Ponte boca abajo y, si te ves lo suficientemente preparado, pon una pesa sobre tu espalda. Levántate con los brazos, de la misma manera que lo harías si fuese a realizar flexiones, y mantente cuatro segundos en esa postura. Ahora, baja el pecho hasta que esté prácticamente rozando el suelo y mantente otros cuatro segundos en esta otra posición.

Repite este proceso 6 veces. De esta manera soportarás el peso de tu cuerpo fácilmente cuando llegue el momento de la verdad, algo que agradecerán tus acompañantes sexuales.

Para mejorar el control

Ponte con el cuerpo recto y los antebrazos apoyados en el suelo. Aprieta el core y controla la respiración. Solo queda aguantar 15 segundos en esta posición.

El segundo paso de este ejercicio es pasar de la postura anterior a la de hacer flexiones, apoyando sobre las palmas de las manos. Regresa despacio a la postura anterior y repite 10 veces. Lo único que tienes que hacer ahora para poner a prueba los músculos trabajados es ponerte en contacto una escort de HotValencia que sepa apreciarlos.

4 Comentarios

  1. Me gusta este resportaje porque dice la puta verdad. Puede parecer fácil esta postura, y puede ser eso, fácil, lo cual no quiere decir que este bien hecho y que tu pareja o la puta con la que estés follando disfrute de verdad. El fondo físico es esencial, cuántas veces te retiras antes de tiempo por falta de fondo, no se vosotros, pero yo unas cuantas. Menos mal que hay otras posturas y con la excusa cambias de tercio, la excusa perfecta para reponerte durante unos segundos. El ritmo y la respiración son vitales para hacer un buen misionero. Los que fuman, como yo, todavía lo tenemos peor, nos cuesta más de la cuenta llegar a veces a la meta. Esta claro que la forma física es un punto muy fuerte, así como he comentado antes, saber controlar el ritmo y la respiración. Esta postura sexual les da mucho placer a las mujeres. Cuando están muy excitadas puedes cerrarle las piernas para que sienta más el roce, para ambos sexos es muy bueno. Esta postura se practica más en unas zonas que en otras, en Valencia, y también en el resto de España, como consecuencia de la religión, el misionero se practica más que en otros lugares. Si no recuerdo mal, leí en un artículo, que la iglesia era la única postura que aceptaba, el resto de posturas sexuales, eso ya es vicio, jajaja

  2. Yo en particular es la postura de sexo que menos practico, y la razón es porque me canso mucho, como dice el reportaje, hay que estar en forma y tener resistencia porque sino, te quedas sin aliento y después no puedes con tu alma. Ya hice bastantes abdominales en la mili, además de que cuesta, como no tengas un buen colchón estás jodido, te cansas el doble. Las casas de citas, salvo algunas, no es que pongan unos colchones de latex, más bien son los de muelles y de los chungos, ñick, ñick, ñick, y en otras casas de putas más baratas ni eso, te ponen colchonetas, joder, que ya sabemos que la crisis hace que los servicios se resientan, pero eso ya es inaceptable, y encima como te pille el pleno mes de agosto en Valencia sin aire acondicionado ya te mueres.

  3. Nunca me había planteado ir al gimnasio porque la verdad es que no me hace falta (estoy bastante bien de forma) y es algo que encuentro tremendamente tedioso. Pero últimamente estoy notando cómo la edad afecta mi actuación en la cama, por lo que me había planteado pasarme. Después leí este artículo y me puse a hacer estos ejercicios en mi casa y la verdad es que estoy mucho mejor. Eso sí, no esperéis poder hacerlos todos seguidos las primeras veces si no estáis en forma, porque a mí casi me da un ataque.

  4. Me gustaría tener la forma física para hacer sexo como lo hacen en alguna peli guarrilla, pero a los pocos minutos de comenzar estoy reventado, no tengo fondo salvo para hacer 2 posturas, la primera es estando yo debajo, así no me canso mucho, jejejeje, y con la que culmino es de cuatro patas. Si me lio con el misionero no llego, me agoto y lo peor es que no puedo ni continuar, así que para que no me arruine el polvo, la evito, menos mal que no quedo mal si lo hago con meretrices, porque a ellas no les importa.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here