brasilenas

Gabriely brasileña 645481057

Anuncio desactivado

Para ver todos los anuncios pulsa el siguiente botón HotValencia.es - Escorts y putas en Valencia

colombianas

Camila, jovencita potente

desde
60
máxima sensualidad, elegancia y erotismo
mexicanas

Regina

30min
70
45min
100
60min
120
espa-nolas

Elena Española, putita bombón

desde
50

Presentación de Gabriely brasileña

Hola querido!, si gustas de escort caliente y buena de cama te propongo una cita con el máximo placer.

Mi nombre es Gabriely, tengo una figura muy atractiva, atrayente para hombres con buen gusto (risas) y con ganas, muchas ganas de disfrutar de bien sexo al lado de una buena compañía.

Deslizate por mis curvas y dámelo todo calentito que a mi me gusta así.

Estoy con una amiga que está buenísima,  podemos hacer trío, lo que tú nos pidas, te haremos un francés a dos bocas que no querrás que termine nunca, y otras sorpresas.

Estoy disponible desde las 10:30 am hasta las 1:30 de la madrugada en la avenida de Doctor Waskman.

Mis tarifas son: 60€/30min, y 120€/1 hora/ TRÍO 200€/1 hora.

Para pedirme cita o dudas puedes contactarme por whatsapp.

   

Teléfono: 645481057

Hoy atiendo 24 Horas. Cuando contactes conmigo recuerda decirme que llamas de hotvalencia.

Servicios
Atributos
Atención
Sobre mí

Nacionalidad: Brasileñas

Edad: 26 años

Atiendo como: Chica independiente

Zona: Doctor Whaskman

Disponibilidad

Hoy atiendo 24 Horas.

Experiencias positivas
  • Hola, guest
  • No puedo decir mas que palabras bellas y de gratitud de estas dos mujeres, Gabriely y Babi.

    Hace unos días, contacté con las dos para realizar un trío.

    Al llegar al piso me abren la puerta dos bellezas, una rubia y otra morena, con el prototipo de mujer brasileña de revista Playboy.

    Muchas curvas por domar, unas tetas redondas y firmes, un culo redondo pero firme para los amantes de los culos "pure anal", me recibieron con lencería, medias, tacones, tanga de hilo...

    Pasé la mejor tarde de mi vida donde fui el protagonista de una verdadera película porno con dos brasileñas que nada tienen que envidiar a las mejores modelos o actrices porno de brazil.

    Mamada doble, comida de coño mientras otra me hacía una felación, las puse a las dos a cuatro patas y contra la pared.

    Aguantan bien las embestidas y piden más!! Les di, y me dieron mucha guerra.

    Vuelvo a repetir, para los amantes de los culos, es todo un placer ver esos dos culos a cuatro patas, o contra la pared en acción, recibiendo unas nalgadas mientras las embisto con ganas.

    En fin, una experiencia única que pienso repetir cuando mi bolsillo me lo permita, y que por cierto, recomiendo a todo el mundo.


    Un fuerte beso para mis dos brasileñas preferidas, yo y mi "compañero" volveremos a daros caña.

  • Relato del encuentro: Tenía ganas de añadir a otra brasileña a mi colección de experiencias y me decidí por Gabriely, supongo que también porque vi que no tenía muchas expes y tenía ganas de tirarme a la piscina.

    Le mandé un wassap y quedamos que la avisaría con 30 minutos de antelación cuando estuviera cerca y así lo hice.

    Era una tarde jodidamente calurosa así que cuando llegué le pedí ducharme con agua bien fría, me sentía sucio, aunque venía ya duchado.

    La verdad es que no me fijé mucho en ella hasta que salí de la ducha, por el agobio que llevaba encima, pero una vez refrescado contemplé con ojos como naranjas esa preciosidad brasileña que tenía delante.

    Madre mía, vaya pedazo de culo, pensé y es que tengo una fijación con esa parte del cuerpo y es por eso que las brasileñas me dominan .

    Pasamos a la habitación y allí empezó a moverse al ritmo de Maluma (lo odio, pero con ella delante, bailo lo que sea), así que me pegué a su espalda y empecé a acariciarle todo el cuerpo, mientras ella iba pajeándome con una mano.

    Se fue quitando la ropa lentamente y no pude evitar bajar a visitar ese tremendo culo y a lamerle el cerito.

    Ahí me puse palote y ella lo notó, así que me pidió que me sentara al borde de la cama para arrodillarse y chupármela.

    Mientras jugaba suavemente con mi miembro yo me dedicaba a mirar el espejo de atrás, para poder disfrutar de su trasero.

    Pasamos a la acción, así que me enfundó y empezamos con misionero.

    Iba besándola y lamiéndole los pechos, mientras ella iba soltando las típicas palabras para animar .

    Pasamos a cuatro patas y allí aguanté un rato mientras le magreaba el culo.

    Decidí acabar en esa posición, no podía más y además empezaba a tener calor, a pesar del aire acondicionado que, dicho de paso, no era muy potente.

    Nos tumbamos en la cama y charlamos un rato sobre el gimnasio y sobre mi edad (suelen ponerme 10 años menos y eso me gusta).

Comenta tu experiencia con Gabriely brasileña